Picudo rojo

Los adultos causan daños en las hojas, pero los daños que las larvas causan son más importantes al largo del tronco. Dentro del árbol se produce la podredumbre del árbol. Las hojas se vuelven amarillas y marchitas. En el momento en que el daño es visible, la palmera ya está gravemente dañada y muere.

Los primeros signos son difíciles de reconocer en una etapa temprana. Por ello es muy importante prevenir, sobre todo en momentos de poda, pues liberan olor fresco y es un fuerte atrayente para el picudo.

Tratamos tus palmeras contra el picudo rojo, usando pértigas ligeras con las que llegamos a las partes más altas, para aplicar insecticidas autorizados inundando el núcleo de la palmera. Con aplicaciones cuatrimestrales garantizamos la efectividad de nuestros tratamientos.